lunes, 8 de abril de 2013

El gorrion


E l 

G o r r i ó n







 Chinca C. Salas R
chincacsalasr@gmail.com
Cuento Infantil Ilustrado



___________________________________________________________________________
El Gorrión 


En el parque de los manzanos se veían pequeños pájaros llamados gorriones, verdes, blancos y de colores como el gran arco iris, los niños echaban arroz, cotufas; unos viejos con bastones echaban sobre el suelo maíz picado, alpiste o migas de pan para ver llegar también las palomas y fue entonces cuando la señora gorrión con su pañoleta y sus lentes gruesos y redondos toco una corneta que ahuyento a las palomas, los gorrioncillos con cestas tomaron todas las migas, granos y el maíz picado, duraron hasta el mediodía llenando las cestas con provisiones y volaron lejos del manzano.



Las palomas bajaron tomaron lo poco que consiguieron, los palomares del parque de los manzanos dejaron salir el piar de los polluelos, eran palomares de colores y el parque dejo ver la alegría de las flores, en cada capullo se vio un gusanito que movía su cola y los pichones desde lo alto de los nidales agitaron sus pequeñas alas y todos cayeron sobre la hierba y corrían detrás de los gusanitos que pañales tenían.


La carrera se puso emocionante, las palomas reían al ver a sus pequeños detrás de los gusanos, picoteaban la tierra, los gusanitos se enterraban, meneaban la cola burlándose de los pichones, uno que otro rodaban ensuciando sus plumas, sus picos y sus pequeñas patitas; gorriones se peleaban con las palomas por juguetear en el parque de los manzanos y de como las moscas picaban las manzanas verdes, rojas y las amarillas con muchos huequitos por donde salían las semillitas negras y marrones, reían las moscas mientras se metían debajo delas alas de las palomas que eran las dueñas del parque de los manzanos, allí hicieron sus casas y cuando las palomas se bañaban en la fuente las moscas salían ya que se mojaban sus grandes ojos, sus alas y sus patas peludas.


Los gorriones volaban tan alto que parecían que se remontaban a las nubes y al pasar entre ellas se rompían viendo caer caer escarcha y los gorriones se ponían blancos, las palomas se metían en el palomar a ver como los jardines se llenaban de gusanos con bufanda, largos abrigos y sombreros con cintas elegantes, el bastón de madera con un botón en la empuñadura y los gusanos con patas negras relucientes y medias gruesas sacaron sus paraguas el cual giraron y el jardín se volvió mágico cantando al mediodía, las palomas bravías dejaron ver sus patas coloradas, su cuerpo azul y su larga cola negra en compañía de a paloma zurita.




La paloma torcaz levanto sus alas y volaron las moscas a un palmito que recién florecía, fue entonces que las palomas cantaron bajo la lluvia de escarcha, lo pichones volaron de palo en palo practicando cada vuelo y de nuevo se oyó la corneta de la señora gorrión llamando a los gorrioncillos, era un recorrido lleno de aventuras y donde los gorriones tenían sus nidos en las copas de grandes palmeras; la paloma zurita con gris sobre su lomo y verde en su cuello levanto sus alas despidiendo a la nube de gorriones, reía de todos ellos, sobre el parque de los manzanos no había semilla ni gusanos, los pichones el buche lo tenían apretado y volaban lento, muy lento hasta las palmeras.


Los manzanos en el alboroto de los gorriones quedaron sin hojas y las ramitas delgadas dejaron ver puntitos tan pequeños como aceitunas que se fueron poniendo rosadas, las moscas se pegaron al tallo y las flores abrieron despacio y al día siguiente los manzanos estaban llenos de flores y hojas.

Chinca C. Salas R
Cuento Infantil Ilustrado

_____________________________________________________